jump to navigation

Análisis a conciencia de Los Simpson: La última salida a Springfield (parte 1) 4 diciembre, 2010

Posted by Iván Quecha Reyna in Libros, Música, Noticias, Opinión.
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Aplicando la lupa

En el sitio de enlaces de Taringa vi un post bien bueno que analiza a detalle los capítulos de Los Simpson, dando referencias y explicando la historia de las personas que se citan.

Ahora, yo también me pondré las pilas y haré lo propio, nada más para seguir con mi malsana obsesión con estos personajes amarillos.

Comienzo con el capítulo 17 de la cuarta temporada, llamado La última salida a Springfield. Este episodio es considerado por un gran número de personas como el mejor de TODA la serie, ¿será? Pues vamos a ver.

Para empezar, el título está inspirado en el libro Last Exit to Brooklyn, de Hubert Selby Jr., escritor que no alcanzó la fama de sus congéneres beats -él no era de esta corriente, pero sí fue contemporáneo-. Su libro, una serie de relatos, fue censurado por abordar temas como el travestismos, alcoholismo en mujeres y la prostitución.

Según el escritor Chris Turner, autor de Planet Simpson

El episodio 4E17 de Los Simpson debería ser enseñado en las escuelas, en historia, economía, ciencias sociales, literatura y en la clase de arte. Es impecable. Es la media hora más graciosa de la historia de la televisión.

Veamos sí es así.

El clásico gag de la pizarra tiene a Bart escribiendo: Mud is not one of the 4 food groups (el lodo no es uno de los cuatro grupos de alimentos).

Pero bueno, hay que tomar en cuenta que este episodio salió en 1993, porque ahora dicen que hay seis grupos en realidad.

Segundamente, el chiste del sillón es cuando la familia es devorada por una especie de pulpo mutante que se camufla como sillón.

Por ejemplo, estos osos lo están haciendo muy bien, ya que el camuflaje es

La semejanza de protección es una forma de camuflaje en la cual el animal tiene un aspecto casi idéntico a lo que hay a su alrededor

El capítulo inicia con una escena de la película de McBein, quizá de las más violentas que tenga toda la serie. El malévolo hombre diseña la droga llamada “trastornil”, diez veces más potente que cualquier estimulante, y brinda por la degradación humana.

Esta escena hace referencia a varias películas, es más bien una condensación de actos de película, donde podríamos recordar a Robocop, Terminator o películas policiacas. Juzgue usted, querido lector.

Primer chiste: Bart está viendo la película con Homero y exclama

-Ese es malo de verdad…
Homero: no hijo, no hay nadie tan malo.

Enseguida, el señor Burns se ríe de esta situación:

Inmediatamente después le pregunta a Smithers, su asistente, sobre el paradero del líder sindical, pues lleva 20 minutos de retraso, y le explica que nadie lo ha visto desde hace un tiempo:

Este chiste hace referencia a Jimmi Hoffa, un famoso líder sindical que dirigió a los camioneros de Estados Unidos durante 30 años, y se le encontró culpable de usar a mafiosos y golpeadores para “ablandar” a sus opositores. Hoffa desapareció durante un juicio que se le hacía sobre sus delitos, y nadie volvió a verlo. Un caso parecido se menciona en el libro de Last Exit to Brooklyn.

Burns comienza a revistar solo el contrato sindical, y al ver las prestaciones actuales recuerda en sepia las condiciones de los trabajadores antes del sindicalismo. Se supone que su abuelo dirigía una fábrica de “aplastamiento de átomo”. Es un claro guiño a la energía nuclear. Por supuesto que no vas a dividir un átomo con un mazo, pero es el exacto antecedente del pequeño Monthy Burns.

El traje de niño de Burns está inspirado en Buster Brown, un personaje dibujado para una compañía de zapatos en 1902, que después tuvo una historieta en los periódicos de William Randolph Hearst, aquel magnate que contribuyó a hacer ilegal la mariguana porque afectaba sus intereses en la industria maderera. Acá un anuncio algo viejito, juzgue usted:

Este es el diálogo cuando arrestan a un trabajador por “robar” átomos durante la regresión de Burns:

-No puede tratar así a los trabajadores, un día vamos a formar un sindicato, y lograremos que se nos trate con igualdad y justicia, luego al crecer, el poder nos corromperá, y los japoneses nos comerán vivos…

-¿Los japoneses? ¿Esos criadores de pececillos que usan sandalias? ¡Pero qué imaginación!

Burns se lamenta: “Si le hubiera hecho caso a ese joven, en lugar de emparedarlo en esa bodega abandonada”. Ah bueno. Entonces jura vengar a su abuelo, y al azar escoge la prestación que le quitará a los trabajadores:

Luego la historia nos lleva hacia un consultorio dental, donde el médico le pregunta a Ralph si se cepilla, y al darse cuenta de que miente, le enseña el libro de las sonrisas inglesas, donde sale una imagen del príncipe Carlos con su dentadura:

Por su parte, Bart asusta a los niños chiquitos diciendo que el sonido de las latas de pintura se debe a que adentro hay un diente de niño. Ah pinche Bart, ja ja. Por cierto, el dentista se llama “doctor Licántropo”, es decir, es un hombre lobo. Ve nomás lo que uno se viene a enterar.

Continuando con las mentiras en el consultorio, Marge le dice a Licántropo que Maggie no usa chupón, y él la señala con su dedo flamígero; la bebé confirma sus necesidades orales.

Luego viene una escena memorable, de cuando prevén el futuro dental de Lisa, y Bart asegura que ella funcionaría como un negocio, cobrando a la gente para verla. Nada mejor que echarle un vistazo a la secuencia.

Por otra parte, Homero mira el televisor y la lucha libre anuncia la pelea estelar, entre el Doctor Payo contra Patán de Acero, donde el comentarista anuncia que uno de los dos será asesinado en el cuadrilátero. Esos son hombres, no payasos.

Marge le dice a Homero el clásico Lisa necesita frenos, y Homero enseña una cicatriz producto de su activismo sindical, combinado con esfuerzos gastronómicos. Su participación fue durante la huelga de 1990.

Uno pensaría que fue por enfrentarse a las fuerzas de represión del aparato oligárquico de control social… Pero no, pinche Homero nada más se apendejó tres segundos.

Bueno, ya me cansé de escribir, así que esto será la primera parte del análisis a fondo de este capítulo de los seres amarillos.

Por favor, deja tu comentario. Saludos.

PD: ¿Qué quieres ver el capítulo? Acá mero esta el enlace para echarle un ojo.

Anuncios

Comentarios»

1. Liu - 4 diciembre, 2010

Está muy bien dice liu jijo ahora no dejaré de pensar en analogías, metáforas o sucesos históricos cuando vea las caricaturas

2. Tweets that mention Análisis a conciencia de Los Simpson: La última salida a Springfield (parte 1) « Iván recomienda -- Topsy.com - 4 diciembre, 2010

[…] This post was mentioned on Twitter by supernueva, Iván Quecha . Iván Quecha said: Análisis a conciencia de Los Simpson: La última salida a Springfield (parte 1): http://wp.me/pYFrc-nn […]

3. sirkam - 4 diciembre, 2010

jojojo muy buena tu reseña definitivamente si es de los mejores capitulos 😀


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: