jump to navigation

No investigadora Ana Lilia Moreno, no es internet gratis para todos, es internet libre para todos 28 febrero, 2013

Posted by Iván Quecha Reyna in Opinión.
Tags: , , , , ,
4 comments

AnaLiliaMoreno

Asumamos también que las críticas vertidas por la investigadora Ana Lilia Moreno en su artículo ¿Internet gratis para todos? tiene como fin un debate de ideas. Comencemos por las partes más interesantes que escribe:

Aquello súper atractivo para las generaciones entusiastas de la propuesta, es decepcionante para ciudadanos que sufrieron las consecuencias de un modelo económico cerrado y despóticamente dirigido.

Es correcta la afirmación, pero pareciera que hay sentidos opuestos; se interpreta que las generaciones entusiastas de esta propuesta por algún motivo se están perdiendo de algo que otras generaciones sí vivieron. Asumo que se habla, por ejemplo, de cuando Telmex era un monopolio estatal y daba un pésimo servicio. Pero habría que ver que HOY, en este momento, vivimos con Pemex un modelo económico cerrado y despóticamente dirigido, así como también el del sindicato de maestros, apenas descabezado. Aquellos ciudadanos históricos entonces parece más bien que tratan de probar algún punto basados en lo que “sufrieron”, sin tomar en cuenta que aquello todavía “se sufre”. Experiencia sobra pues, para opinar de estas situaciones en el país.

Pero no hay que confundirnos, tan malo es que el Estado proporcione Internet gratis para todos, como también que la prestación de los servicios esté concentrada en mercados monopolizados, públicos o privados, que generan ineficiencias, cobran sobreprecios y limitan la oferta en términos de cantidad y calidad.

Pero vayamos más allá: el texto tiene una omisión gravísima que hace que caiga por su propio peso. Dice desde el texto la palabra “gratis”, aun cuando, y desde el principio del movimiento se dijo que era libre.

¿Cuál es la diferencia? Gratis es un regalo, que efectivamente sería un paso crucial para la llegada de un Estado corporativo que inhibe la competencia; por otra parte, internet libre significa que el Estado garantiza que todos tengamos acceso a internet, pagado por las arcas públicas, que nosotros llenamos con nuestros impuestos. No se dijo gratis, se dijo libre, para que nos vayamos entendiendo.

Internet para todos no plantea la solución financiera a esta pregunta, simplemente argumenta que la prestación del servicio se solvente con recursos del erario público de aquí a la vida eterna.

A ver, aclaremos este punto de una vez, de aquí a la eternidad. Para que la propuesta funcione, se necesita una inversión de 30 mil millones de pesos para aumentar 15 mil kilómetros la red de fibra óptica en México, y así llegar al 95% del país.

Fuente: http://www.sinembargo.mx/22-02-2013/536613

¿Cuál sería el criterio para equilibrar fuerzas entre el sector privado y público dado que su propuesta plantea la intervención de CFE-Telecom como competidor ofreciendo gratuitamente los mismos servicios que sus competidores actuales ofertan?

El equilibrio se basaría en que para conseguir esta cobertura se tiene que echar mano de las empresas que dan dicho servicio; dentro del plan se contempla la participación de empresas privadas para brindar un servicio de calidad.

¿Olvidaron entonces también pedir que se reforme el artículo 28 Constitucional y se decrete el Internet como área estratégica nacional sujeta una normatividad sectorial particular? ¿O simplemente no se les ocurrió?

Pues no se trata de ocurrencias, pero si durante su análisis y discusión necesita anexos como el sugerido, no estará demás hacer caso a esta idea.

Es preciso notificar a Internet para todos que tanto en el Pacto por México, como en los programas de trabajo de SCT y la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), existen compromisos e información pública disponible sobre los pasos que el gobierno mexicano ya está dando para lograr la conectividad… ¿No resulta redundante la propuesta de Internet para todos?

No. Se cita:

Javier Corral indicó que pronto los legisladores están revisando una iniciativa de telecomunicaciones del Pacto por México, “este esfuerzo se suma, es complementario y vienen a fortalecer, pues coloca la perspectiva ciudadana”.

Fuente: http://www.sinembargo.mx/22-02-2013/536613

Opino que un esfuerzo ciudadano enfocado en monitorear la efectividad y cumplimiento de los programas ya trazados por gobierno generaría mayor valor al debate nacional sobre el uso del espectro.

¿Con base en qué realiza tal afirmación?

Lo bueno será que la ciudadanía capitalice el aprendizaje de esta experiencia y logre en un futuro ejercer sus derechos presentando iniciativas mejor construidas para causas mejor pensadas.

Sería mucho sumarse como ciudadanos a este esfuerzo, ya que como se ha demostrado, aquí se trata a la iniciativa como un intento de conseguir internet gratis, cuando ya se demostró que se habla de internet libre, que no es lo mismo, de aquí hasta que el destino nos alcance. Eso sí, hay que capitalizar la experiencia, porque todavía hay mucho por hacer. Saludos.

Iván Quecha Reyna, ciudadano promotor de la iniciativa Internet para Todos

Mi postura crítica y multimedia sobre los hechos políticos contemporáneos de México 4 julio, 2012

Posted by Iván Quecha Reyna in Opinión.
Tags: , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Julio de 2012

Me suscribo a la democracia representativa, me declaro a favor a favor de la movilización pacífica, y además, pugno por el eterno debate humano para enriquecer y mejorar las ideas de nuestra civilización.

Sobre los recientes hechos ocurridos en México, tengo que decir que me duele el corazón: antes la gente no se vendía por 500 pesos; por lo menos, salían más caros. Antes la gente tenía menos miedo de votar por el cambio: un buen porcentaje de votos (no comprados) eligió la elegante corrupción a intentar el inicio de un cambio en México.

La moderación política es la tendencia actual en nuestro país. Un gran porcentaje de personas renuncian a su responsabilidad política porque ven a todas las presuntas opciones como una igualdad única, en una gran esfera que conjunta la infoeconomía con la dirección estratégica de la acción humana.

Ante esto, yo digo no. La libertad intrínseca del ciudadano nacido en el siglo XX en Occidente implica el resurgimiento de un nuevo modelo de conducta humano basado en su hiperindividualismo ecológico: escucharse sólo a sí mismo para solidarizarse con el resto de la Humanidad. Sólo así no nos extinguiremos.

Para comenzar, respetaré los resultados electorales más allá de la demostración pública de las tramposas acciones del Partido Revolucionario Institucional; es decir, si gana Obrador, bien, si no, también, porque yo responsabilizo a la población del resultado de estas elecciones, no a las corruptas instituciones públicas de México.

¿Cuál es el sustento de mi afirmación? Que ha sido quizá la elección más copiosa de la historia, donde la mayoría vendió su voto, o bien, se basó en la idea de que con el PRI la violencia acabará, porque dejará que los criminales sigan trabajando en llevar drogas a Estados Unidos sin que nuestro país siga poniendo los muertos.

Sobre la venta y compra de votos, si bien la necesidad de la gente es mucha en un país pobre, también la dignidad tiene un precio solidario. Sólo excuso a quienes padecen desde dos generaciones o más pobreza alimentaria, ya que su estado lumpen de plano no podría hacer que actuaran de otra forma más que aceptar las dádivas de un grupo de hombres y mujeres que se alimentan, literalmente, de su hambre.

Por otra parte, rechazo el argumento de la vuelta al pasado con el PRI: en realidad son más corruptos, más impunes, menos inteligentes, pero tienen más dinero y aliados fácticos, específicamente medios de comunicación y narcotraficantes; de este modo, nuestro país se encamina hacia una aplicación más agresiva de una doctrina de aplastamiento de libertades.

Ante esto, la radicalización de la libertad con fines específicos. En lo macro, hacer que la izquierda gane las elecciones intermedias de 2015 para impedir una nueva imposición mediática.

Para ello hay que volverse verdaderamente críticos del sistema democrático, y para ello, propongo iniciar hoy una campaña permanente e intensiva de educación política, donde no sólo se vote por el proyecto representado por una persona, en este caso, Andrés Manuel López Obrador, sino la recuperación permanente de la agenda histórica de la izquierda: comenzar a luchar por la libertad para conseguir el orden. Para conseguir esto, la única alternativa es la educación.

En lo micro, volvernos un conjunto de mujeres y hombres concientes, organizados y críticos en la mayor medida que nuestra propia humanidad nos lo permita.

Si estás leyendo esto, y te interesa unirte a este proyecto, conéctate conmigo a través de las redes sociales. La consigna es estar en la red, pero aterrizar nuestras ideas en la calle, con la gente, para que en 30 o 40 años veamos que México tiene la potencia intelectual y creativa para procurarse todo lo que necesite, tanto económica como políticamente.

Libertad, inteligencia, alegría y corazón.

Iván Quecha Reyna